Las impresoras en 3d una revolución de creatividad

En sectores de negocio más competitivos con los avances de la globalización, las tecnologías aparecen como opciones alternativas para satisfacer numerosas necesidades de ámbitos económico y social.

Una tecnología que está revolucionando aún mas si cabe la tecnología, son las impresoras 3d, aunque muchos diseñadores, arquitectos, ingenieros y urbanistas emplean la impresora 3D en sus actividades diarias , actualmente se ha hecho preciso su empleo en la vida cotidiana de las personas.
El resultado que se consigue con este aparato es fantástico. El producto final se debe merced al ingenio del estadounidense Chuck Hall, quien en los años ochenta descubrió el procedimiento de estereolitografía, con el que consiguió producir una copa de plástico. No obstante, tras treinta años se popularizó y se mejoró la técnica.

Muchos son los sectores que utilizan esta tecnología de impresión 3d

En nuestros días, se fabrican desde juguetes hasta órganos. Un invento, que cambió las formas de ver el planeta, cuando en mil novecientos ochenta y seis fue patentado. Desde esa data mágica, se han efectuado ensayos que han revolucionado los ámbitos industriales y comerciales, puesto que la precisión de la impresión distingue a todos y cada uno de los productos que se fabrican con el equipo.
Los ficheros digitales se mandan al equipo, produciendo en capas por capas lo pedido. Muchos le llaman a este fenómeno “fabricación aditiva”. Es muy popular en la medicina, pues con ella se pueden fabricar piezas para implantes, y hasta indumentaria en el caso de la moda.
Novedosos avances en impresoras 3d que están por venir.

Las ventajas que se consigues son muchas.

  • Hacer réplicas de objetos que necesitemos. Por ejemplo, diseñando un producto mecánico para vender, y tenemos un clavo, pero necesitamos otro igual, podemos crearlo. Si se nos ha roto una pieza de un objeto, podemos crearla para arreglarlo.
  • Ahora se puede realizar objetos con plástico, cera y goma, probablemente en un tiempo otros materiales estarán involucrados y el abanico de productos que se podrán hacer cambiará bastante la forma de vivir tal como la conocemos.
  • Las empresas en vez de tener un sistema de automatización para llevar a cabo un producto comercial, podrán en juego las impresoras en 3D para reducir los costos en cuanto a maquinarias, y para que los productos no tengan errores en cuanto a diseño ya que los podrán corregir con el ordenador.

Y si hablamos de los principales fabricantes de impresoras 3d

Una de las nuevas empresas andaluzas que está desarrollando esta técnica es la Córdobesa Tresdpro que lanzará al mercado en breve una impresora 3D plug & play con doble extrusor independiente, con un mantenimiento totalmente automático y que se puede imprimir cualquier tipo de material y color.

Cuenta además de esto con una placa de impresión con ubicación y compensación asistida, y una pantalla de 5 pulgadas táctil desde la que se mandan las órdenes. Una cámara integrada con mando por medio de wi-fi, hace que el trabajo sea más simple y cómodo. La nivelación se efectúa electrónicamente. Ciertas impresoras 3D alcanzan una velocidad de 100mm/s, y una resolución que excedida los trescientos micrones.

Especialistas en tecnologías ya charlan de una revolución industrial a consecuencia de los novedosos equipos que facilitan el trabajo manual.
Sobre el material empleado para la creación de los productos, resaltan las resinas y plásticos, no obstante, están las que lo hacen con acero y titanio. Una auténtica maravilla del hombre, que experimenta con otras materias primas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *